Top 5 de planes para disfrutar Santander con niños

Cantabria es una tierra donde encontramos multitud de planes que realizar. Viajar a Santander con niños es todo un acierto por las variantes que ofrece, con opciones para todos los gustos independientemente de la edad. Ya lo dice el slogan de esta tierra: Cantabria Infinita.

¿Viajar a Santander con niños?

En el artículo de hoy nos vamos a centrar en los más pequeños de la casa. Cuando la familia disfruta de viajes o vacaciones todos juntos, lo ideal es buscar actividades en las que se incluyan todos los miembros. Con esto se consigue fortalecer la unión entre la familia y ayuda a conocerse mejor simplemente al compartir tiempo.

Viajar con niños no suele resultar tan fácil como cuando el viaje es solo de adultos. Sin embargo, es cuestión de contar con una buena organización y mantener activos a los niños planeando actividades para ellos. Los niños tienen inquietudes y son curiosos por naturaleza, en ocasiones tenerlos entretenidos puedes resultar todo un reto.

Santander con niños no presenta problemática en este sentido. Las opciones de planes de ocio infantil son de lo más variadas y gustarán tanto a padres como a niños. La ocupación del tiempo libre en Santander con niños está garantizada, pudiendo escoger actividades o lugares donde se puede disfrutar de la naturaleza, practicar deporte, desarrollar habilidades, adquirir conocimientos o descubrir nuevos parajes. A continuación, vamos a descubrir que cosas ver en Santander ya que ¡visitar Santander con niños es la mejor opción!

Santander con niños: La Península de la Magdalena

Un viaje a Santander con niños tiene obligada parada en la península de la Magdalena. En este espacio encontramos gran variedad de alternativas que no dejarán, ni a niños ni a mayores, indiferentes. La zona a la que nos referimos está en una península, por lo que las vistas son espectaculares en todo momento

La joya de este lugar es el palacio de La Magdalena, antigua residencia veraniega de los reyes. Los niños podrán ver de cerca un castillo de estilo inglés rodeado de bosques y acantilados tal y como si estuvieran inmersos en un pasaje de cuento.

Siguiendo el paseo por esta zona de Santander, nos encontramos con el museo al aire libre ‘El hombre y la mar’ donde se muestran réplicas de embarcaciones. Además de las utilizadas por Vital Alsar, un aventurero cántabro que se dedicaba a cruzar océanos, encontramos otras más que conforman un conjunto con mucho interés para los niños.

Este paraje es perfecto para viajar a Santander con niños porque ¡también cuenta con un zoo! En realidad, es un zoo pequeño en el que destacan, entre otros animales que se ven más a menudo, los pingüinos, leones marinos y focas. El entorno en el que se sitúa no podía ser más bello, son fosas en las rocas a las que llega el agua del mar. Se puede decir que los niños escogerían este lugar como su preferido en la ciudad de Santander.

Para poder visitar este recinto a fondo puede que, al estar en Santander con niños, prefieras subirte al tren turístico que da un paseo por las instalaciones de todo el parque de La Magdalena. Lo denominan ‘El Magdaleno’ y es una buena opción para niños pequeños o para conocer la zona desde la comodidad del tren y luego ir directamente a las zonas que más interés hayan despertado en los pequeños.

Como toda zona verde que se precie, no puede faltar la zona de juegos infantil en donde descargar adrenalina. La que se encuentra en este recinto de Santander es enorme y cuenta con multitud de juegos, columpios e instalaciones para hacer las delicias de los más pequeños.

Al estar hablando de una península, nos encontramos que está rodeada por un par de playas. A una de ellas se puede acceder desde el Parque de La Magdalena de la forma más divertida que se corresponde a un artículo de Santander con niños, ¡en tobogán! Un tobogán de grandes dimensiones comunica la península directamente con la arena, para que todo quede a mano.

Santander con niños: Parque de Mataleñas

Entre la lista de cosas que hacer en Santander con niños siempre encontrarás la visita al parque de Mataleñas. Este parque es único por su ubicación y paisaje, con razón tiene fama de ser uno de los más bonitos de la ciudad de Santander. Desde la zona del Sardinero parte una senda por la que se puede llegar al parque dando un paseo por todo el litoral de Santander.

Es una zona de abundante vegetación, ideal para un tranquilo paseo en el que nos encontraremos zona de juegos infantiles, zona de merendero y un estanque de muy buen tamaño con patos que harán las delicias de los más pequeños. Las vistas panorámicas que se disfrutan desde el parte de Mataleñas son impresionantes, se aprecia la bahía de Santander casi al completo y unos acantilados hermosísimos.

Los atardeceres desde este parque son un verdadero espectáculo. Lo ideal en tu viaje a Santander con niños es ir a pasear a esa hora después de una jornada playera en la playa del mismo nombre a escasos metros.

Santander con niños: Albergue Paradiso

A tan solo 20 minutos de Santander ciudad, está Albergue Paradiso, una de las opciones estrella si estás en Santander con niños, en nuestras instalaciones encontrarás todo lo que se puede pedir para pasar una jornada entretenida con niños. Además, al ser albergue, podrás prolongar la estancia tantos días como desees ¡Los vas a necesitar sacarle partido a nuestras actividades e instalaciones!

Se conforma como un lugar único para el disfrute de mayores y niños, nuestras actividades siempre están orientadas a ampliar conocimientos de los niños de un modo didáctico y distendido. Nuestros monitores trabajan distintos aspectos relevantes para los niños como la importancia del trabajo en equipo, valores personales como el afán de superación o la seguridad personal de uno mismo.

Tenemos talleres educativos como, por ejemplo, el de Prehistoria que despertará la curiosidad de los niños, el de energías renovables para entender el funcionamiento energético del planeta o el de cetrería que los dejará impresionados.

Del mismo modo, disfrutar de la granja y huerta escuela hará a los más pequeños valorar la importancia del respeto a los animales y a indagar en las necesidades y cuidados que presentan las distintas especies. La granja escuela cuenta con sus propios talleres como la elaboración de aceites esenciales o el de apicultura que desgrana el funcionamiento de una colmena.

Otro acercamiento al mundo animal tiene lugar en nuestro picadero, donde los niños se pueden iniciar en el mundo de la equitación con nuestros caballos y ponis.

Como la diversión y la descarga de adrenalina también tienen que tener cabida en una visita a Santander con niños, en nuestras instalaciones podrán disfrutar de un completo circuito de tirolinas y de puentes colgantes, poner en práctica sus capacidades para la escalada en el rocódromo, afinar la puntería con el tiro con arco, divertirse con el bumper ball, echar una carrera en los karts a pedales o disputar una trepidante partida de laser combat entre otras actividades.

Todas las actividades que llevamos a cabo en Albergue Paradiso tienen la seguridad puesta en el punto de mira para garantizar una diversión total sin asumir riesgos. Además, nuestros monitores velan por el correcto desarrollo de las actividades. Por las noches también se realizan actividades con animadores infantiles.

En cuestión de alojamiento, durante un viaje a Santander con niños, Paradiso es una estupenda opción ya que, al ser un albergue, no hay problema con la capacidad de las habitaciones para poder dormir con los niños. Realizamos salidas y excursiones a localidades de interés para que la visita a Santander sea lo más completo posible.

Todo esto en un mismo espacio, no hay nada más cómodo en la visita a Santander con niños.

Santander con niños: Parque de Cabárceno

A pesar de que este parque no se encuentra en Santander ciudad, el Parque de Cabárceno merece la inclusión entre los mejores planes que realizar en Santander con niños.

Si bien está plagado de animales, no se puede considerar al Parque de Cabárceno como un zoológico al uso. Los animales se encuentran en un entorno natural en el que las condiciones que necesitan para vivir están totalmente vigiladas y aseguradas. Este espacio naturalizado por el hombre acoge a animales de los cinco continentes que conviven en régimen de semilibertad.

El Parque de Cabárceno reúne las características necesarias para que los niños guarden en sus memorias esos momentos en los que estuvieron tan cerca de un tipo de animales que no se pueden ver en cualquier lugar del país, y menos en estas condiciones.

La visita al Parque de Cabárceno se realiza en vehículos de motor en los que se irán visitando las diferentes zonas donde están los animales a través de sendas y paisajes impresionantes. El parque se asienta sobre una antigua explotación minera y su paisaje kárstico dibuja siluetas rocosas de lo más curiosas.

El espacio cuenta también con zonas infantiles, merenderos, miradores o lagos para completar este maravilloso lugar, parada imprescindible entre los sitios que ver en Santander. Los tigres, leones, elefantes, jirafas, osos, hipopótamos o gorilas serán los compañeros perfectos en este viaje por Santander con niños.

Santander con niños: Museo marítimo del Cantábrico

Una visita al Museo Marítimo del Cantábrico es una de las muchas cosas que hacer en Santander con niños, especialmente si llueve o el tiempo no es agradable. Cantabria está fuertemente vinculada al mar, por lo que la visita a este museo acerca a los niños parte de la historia de la tierra a través de un repaso por la historia de la relación del hombre y la mar.

Sirviéndose de fotografías, vídeos, maquetas y distintos enseres se hace un resumen de las técnicas de pesca empleadas a lo largo de la historia y se desvelan las curiosidades escondidas en el mundo marino.

La cara de los niños cuando visitan su acuario lo dice todo. Al igual que en Cabárceno se hacía un repaso por los animales terrestres, aquí podemos conocer de cerca multitud de especies acuáticas: tiburones: pulpos, rayas…La hora de la comida es un auténtico espectáculo. Por otro lado, aunque albergando menos vida, también tienen gran protagonismo los esqueletos de ballena o cachalote que están en exposición.

El Museo Marítimo entra en esa lista de cosas que ver en Santander con niños por la mezcla perfecta de entretenimiento y didáctica que encierra.

Estos son los mejores planes para hacer en Santander con niños, pero en realidad, las posibilidades que ofrece la ciudad y Cantabria en su conjunto son increíbles. Una tierra con carácter y personalidad en la que te sentirás siempre bienvenido.

1 comentario

    Deja un comentario

    4 × 1 =

    LLAMAR AHORA