Política de Mascotas albergue Paradiso

albergue para mascotas, admitimos mascotas

Sabemos que los animales de compañía forman parte de la familia y su presencia no tiene porque ser incompatible con el disfrute de unas vacaciones, y por eso Albergue Paradiso abre sus puertas a personas con mascotas. Para la buena convivencia con las personas que NO tienen mascotas, tenemos la siguiente política:

  • Albergue Paradiso sólo admite una mascota de hasta 10 kg. en los dormitorios (excepto para contrataciones de cama en habitación compartida en donde no se admiten mascotas por referencia a las otras personas que conviven en el mismo espacio), siempre previa reserva y consulta de disponibilidad. Para mascotas de mayor tamaño, existen lugares específicos dentro del complejo.
  • La estancia de una mascota no tiene suplemento, siempre que haya aceptado nuestras normas.

 

NORMAS

Los dueños de las mascotas deben respetar la convivencia con el resto de nuestros clientes, siguiendo las siguientes normas:

  • Al entrar o salir del complejo el perro deberá ir sujeto por correa, en brazos o en una caja de transporte.
  • Las mascotas no pueden estar en las zonas comunes interiores del albergue (comedor ni cafetería) y tampoco en la piscina.
  • Nunca debe salir del recinto del albergue dejando a su mascota sola en la habitación. No obstante, si deja a su mascota sin acompañar, ésta deberá quedarse en la caja de transporte durante su ausencia y debe comunicarlo a recepción.
  • No permita que el animal suba a las camas, sofás, sillones, etc. Y si es su costumbre, pedimos que proteja nuestro mobiliario con una sábana de su propiedad.
  • En nuestros jardines NO se permiten perros sin correa. Pueden aprovechar las zonas verdes fuera del albergue como área para hacer sus necesidades. Los dueños son responsables de recoger los desechos de su animal y se regirán por las Ordenanzas Municipales de Suances.
  • Su mascota debe disponer de las adecuadas certificaciones médicas que confirmen las vacunas actualizadas. Y conviene tener un seguro.
  • El dueño es responsable de daños y destrozos ocasionados más allá de la limpieza de la habitación. Se podrán aplicar cargos adicionales en su tarjeta en el caso de que la mascota provoque desorden, daños de muebles o problemas de higiene.
  • Si otro huésped se queja de los ladridos, ruidos o comportamiento de su mascota, usted DEBERÁ sacarla fuera del albergue.

Descárgate el formulario

CONSEJOS

Un perro bien educado es un buen compañero de viaje, pero aunque confíe plenamente en su mascota, tenga en cuenta que le está cambiando su entorno y el animal puede reaccionar imprevisiblemente.
Antes de entrar en el albergue o restaurante es aconsejable pasearle y dejarle hacer sus necesidades. Sitios extraños provocan “accidentes”.
A los perros les gusta marcar su territorio, pero no permita que lo haga en la entrada del albergue ni en las ruedas de los coches del parking ni en la habitación.
En el caso de coincidir su estancia con la de algún huésped con fobias, miedo, alergia, etc; haga lo posible para que su animal no les sea una molestia. La comodidad de los clientes será considerada por el albergue como primordial.
 

NO OLVIDES LLEVAR

  • Una manta/toalla o camita del animal para dormir en la habitación. Su olor le tranquilizará del entorno extraño.
  • Comida y agua y sus recipientes. No siempre se encuentra la comida que le guste cuando viajas.
  • Bolsas de recogida de desechos.
  • La documentación del animal. Es recomendable que lleve una chapita con su móvil en caso de fuga o pérdida.
  • Collar y correa.
  • Si su animal tiene costumbre de subir al sofá, cama, etc., traer una sábana para proteger el mobiliario de pelos y suciedad.