Puntos de carga para vehículos eléctricos


 
En este post os contaremos como fue la experiencia con los puntos de carga para vehículos eléctricos en nuestra AVENTURA en coche eléctrico a Amsterdam.

PUNTOS DE CARGA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS DISPONIBLES NO OPERATIVOS.

En primer lugar deciros que hablamos de «AVENTURA» porque realmente fue asÍ. Tras fallarnos el primer punto de carga, se nos pusieron de «corbata» y tras otras sorpresas que encontramos, fuimos en tensión todo el viaje.
Muchas fueron las decepciones tras previo al viaje, organizar los lugares dónde cargar nuestro coche según la autonomía restante (mira nuestro post con consejos para una conducción eficiente), calculando los kilómetros, las ubicaciones, accesos desde el lado de la carretera por el que íbamos, así como las disponibilidades de los puntos carga según las aplicaciones descargadas.
En una ocasión del trayecto nos pasó que existían cargadores operativos a un lado y al otro de la autopista de peaje. Sin embargo, cuando llegamos a cargar, el punto no funcionaba. Al del otro lado de la autovía se podía acceder a través de un puente caminando, pero en coche había que hacer casi 30 km para llegar a él y luego otros 15 km para volver a coger nuestro camino. Y por supuesto, más pagar los peajes correspondientes de entrar y salir; o eso, o dar 300 m en dirección contraria o marcha atrás por la carretera de acceso al área de servicio. Como nuestro autonomía sobrante era de 20 km, no nos quedó más remedio que hacer esos 300 m marcha atrás.
De esta aprendimos que las aplicaciones a veces no funcionan correctamente en tiempo real, lo cual añadía aún más tensión al viaje.

PROBLEMA CON PUNTOS DE CARGA DISPONIBLES y OPERATIVOS.

En Bélgica nos ocurrió otra cosa: el punto aparecía disponible y cuando fuimos a cargar estaba ocupado con un vehículo híbrido que tenía la pinta de quedarse ahí varias horas cargando, ya que lo estaba haciendo a 22 KW y según la pantalla informativa del punto de carga, acababa de llegar hace 15 min. Pero ni un alma había cerca. Tras esperar 20 min. y nadie a parecer, llamamos al teléfono de atención y pudieron habilitarnos de forma simultánea la toma combo a 50 KW y así pudimos cargar y continuar el viaje, aunque llevábamos ya muchas horas de retraso según lo programado. Lo positivo fue que en este último punto no nos cobraron la carga.

vehículo eléctrico en albergue paradiso en cantabria

LAS TARJETAS PARA ACTIVAR LOS PUNTOS DE CARGA.

Pensamos erróneamente que descargando la aplicación correspondiente del punto de carga e introduciendo nuestros datos de tarjeta podríamos activar el punto y cargar sin problemas. Como mucho, pensamos, que lo único que nos podía pasar, era llegar a un punto del que no teníamos descargada la aplicación y como mucho tener que descargarla perdiendo un ratito en configurarlo e introduciendo nuestros datos. De ahí que antes de partir a la gran «aventura» nos aseguramos que teníamos suficientes datos móviles y las cuentas de correo bien configuradas en el teléfono.
Nuestra sorpresa fue que en el 90% de los puntos encontrados y/o programados en nuestro trayecto, no podíamos activar el punto. Tras mucho enredar y perder tiempo, averiguamos que se requería una tarjeta específica del punto de carga para vehículos eléctricos para poder activarlo.

tarjeta para activar puntos de carga de vehículos eléctricos

¿Cómo conseguir las tarjetas? si ya emprendiste el viaje como nosotros, difícilmente podrás conseguir las tarjetas ya que estas hay solicitarlas a través de la aplicación móvil y te las envían a casa.
En ciertas estaciones de servicio vendían las tarjetas con la que podíamos cargar; las de IZIVIA costaban 20 € y te permitían hacer dos recargas de 30 min. por lo que resultaba no muy económico pero al menos podíamos cargar y proseguir el viaje. Las comprábamos de tres en tres por si las moscas.
 
cargando el coche en un punto de carga para vehículos eléctricos

En Holanda (Países Bajos) nos topamos con las estaciones de servicio de FASTNED. Ahí no había problema de cargar sin una tarjeta de socio. Simplemente bajándote la aplicación e introduciendo tus datos de tarjeta, habilitabas los puntos de carga. Pero estas estaciones solo estaban en las autopistas, por lo que en la ciudad de Amsterdam, nuevamente tuvimos el problema de carga. Pero como Holanda es un país pequeño donde las distancias son las ideales para un vehículo eléctrico, cargábamos durante los trayectos entre ciudades.

COSTES DE LAS CARGAS.

Las tarifas fluctúan según las empresas que gestionan los puntos de carga de vehículos eléctricos.
En los puntos que se activan con una tarjeta de socio, las tarifas son más económica entre 0,30-0,50 €/KW.
Los puntos de carga que habilitas directamente con tu tarjeta de crédito la tarifa es algo mayor: entre 0,50-0,80 €/KW.

coche del albergue paradiso en el punto de carga de coches eléctricos

Las Tarjetas que compramos en las estaciones de servicio a 20 € por dos recargas de 30 min, depende como las gestiones pero apurándolas te puede salir una media de 0,40 €/KW. Pero claro, hay que tener en cuenta que vas por una autopista o autovía de peaje en donde la ubicación de los puntos de carga están donde están y a veces hay que parar a mitad de autonomía ya que no llegamos al siguiente punto para aprovechar mejor la tarjeta perdiendo minutos que desaprovechamos. También puede ocurrir que el punto donde queremos cargar nos dice la aplicación del teléfono que está ocupado por otro coche, teniendo entonces que buscar una alternativa más cercana, por ejemplo.

FRECUENCIA DE LOS PUNTOS DE CARGA.

En autopista, normalmente cada 50-100 km te vas a encontrar con un punto de carga, así que este no es un problema.
Durante nuestro viaje, solamente tuvimos un percance cuando el punto de carga que queríamos usar no estaba disponible y ya llevábamos 130 km; el siguiente punto estaba a los 166 km e íbamos muy apurados puesto que en autopista por muy eficiente que iríamos, nuestro BMW I3 a duras penas llegaba a recorrer los 175 km, así que bajo mucha tensión llegamos al siguiente objetivo, con la suerte que pudimos cargar sin problema.

vehículo eléctrico en albergue paradiso en cantabria

VELOCIDADES DE CARGA.

Todos conocemos ya las distintas velocidades de carga. Podemos cargar nuestro coche de forma lenta con un schuko (un enchufe normal) con lo que nuestro BMW I3 con bateria de 33 KW tardaría unas 10 horas en cargar, o podemos cargar de manera semi-rápida en 2 horas 30 min. a 22 KW y 32 A con el conector mennekes tipo 2, o podemos recargar en menos de una hora a 50 KW utilizando la carga ultrapida con el conector COMBO.

vehículo eléctrico en albergue paradiso en cantabria

Es imprescindible cuando hacemos viajes de larga distancia con nuestro vehículo eléctrico, utilizar la carga ultrapida, en caso contrario, no sería viable el trayecto. Por ese motivo es importante que tu vehículo disponga de conexión para ello y que la batería esté refrigerada (como la del BMW I3) ya que sino a la segunda carga ya no te dejaría cargar de forma rápida y tu viaje se demoraría infinitamente (más info en: consejos con la batería).
Cuando carguemos en ultra-rapido a 50 KW, lo haremos solamente hasta el 80-85% de la batería; a partir de este porcentaje, la velocidad de carga se ralentiza enormemente y no merece la pena esperar tanto para completar la carga al 100% (perderíamos mucho tiempo para los kms que nos permitiría realizar).

CONSEJOS SOBRE PUNTOS DE CARGA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN VIAJES LARGOS.

  • Asegúrate que tu batería está climatizada (ver: consejos con la batería).
  • Unos meses antes del viaje, solicita online distintas tarjetas de puntos de carga. normalmente en un plazo de 10 días te llegan a casa. Algunas aplicaciones que hemos usado nosotros: electromaps, chargemap, smoov, charge assist, evcharge, edp moveon, schell recharge, ev charging, e-mobility, smartmobility, plugshare, nextcharge
  • Cuando viajes, asegúrate que tu teléfono móvil tiene suficientes datos y que las cuentas de correo estén bien configuradas, al igual que los accesos a las distintas aplicaciones de los puntos de carga.
  • Programa las recargas para distancias que te permitan llegar a otro punto de carga próximo en caso de problemas. No apures demasiado ya que puede suponer el fin del viaje si no consigues recargar. Con una autonomía de 50 km sobrantes tendréis más que suficiente.
  • Calcula el tiempo de los trayectos para las velocidades medias reales. Si pretendemos conducir de manera lo más eficiente no podremos exceder de los 90-100 km/h. En tus cuentas, calcula también el tiempo de carga.
  • Recuerda tener en cuenta la reducción de nuestra autonomía cuando vamos por autopista o ponemos la climatización en el interior del vehículo. Os recomiendo que no paséis frío porque además de empañarse la luna delantera y no ver ni torta puedes agarrar un catarro de cuidado. En nuestro viaje, además de mantas y buenas chaquetas, llegamos incluso a utilizar un liquido antivaho que funcionó muy bien las primeras tres horas pero luego ya no, por mucho que lo volviéramos a aplicar. Vale más parar más veces a cargar el coche que ser tercermundistas.
  • Lleva contigo siempre tus cables para la recarga, tanto el schuko como el mennekes. En las estaciones de carga rápida no hay problema puesto que disponen de ellos, pero si podemos cargar en el lugar de destino (albergue, hotel, parking, etc) nos será de gran ayuda y alivio.
  • Prepárate para lo inesperado y sobre todo mucha calma. Reconozco que perdí los papeles en varias ocasiones aunque si seguís estos consejos os irá mucho mejor.
 

Deja un comentario

3 × 3 =

Donde estamos

Albergue Paradiso
c/ La Ermita, 18
39350 Hinojedo (Suances) Cantabria
info@albergue-paradiso.com
Tel:+34 942 84 31 39
Solo Whatsapp:+34 675 988 790

Conéctate

Suscríbete

Te mantendremos informado.

Al suscribirte, aceptas nuestra política de privacidad.
Tu dirección de e-mail solo se utiliza para enviarte
nuestra newsletter en donde habrá un botón
donde podrás darte de baja en cualquier momento,
así como información sobre las actividades de La empresa.
Puedes ver aquí nuestra política de privacidad.

LLAMAR AHORA