Curso de monitor de ocio y tiempo libre en Cantabria- Toda la información

curso de monitor de tiempo libre¿Estás pensando en realizar un curso de monitor de tiempo libre?, ¿has asistido durante tu infancia a algún campamentos de verano? y ¿te gusta organizar actividades para niños? Si la respuesta es sí, deberías plantearte trabajar como monitor de tiempo libre.

En este artículo te cuento las habilidades naturales que te hacen mejor candidato para el puesto y las capacidades y conocimientos que aprenderás en este curso. Por último, te hablo de Albergue Paradiso una muy buena Escuela de Animación en el Tiempo Libre.

¿Comenzamos?

¿En qué consiste un curso de monitor de tiempo libre?

Monitor de tiempo libre es el término que se utiliza para nombrar a un profesional que existe ya desde hace mucho tiempo. Durante los últimos años se ha convertido en requisito imprescindible la formalización de este puesto a través de un curso de monitor de tiempo libre. Y no es para menos ya que el monitor ejerce funciones de educador y pedagogo, aunque sea de una manera informal. Además, es una pieza fundamental en el desarrollo de los niños.

Situamos a los monitores de tiempo en el área de la educación informal puesto que no cumplen sus funciones en instituciones educativas. Aun así, cumplen funciones de motivación, educación y orientación. En un curso de monitor de tiempo libre se enseña a los monitores todo lo necesario para cumplir estas tres funciones.

Ya te hemos contado en que cosiste el curso de monitor de tiempo libre. Si te gusta trabajar con niños, estar en activo, trabajar al aire libre podrías ser un perfecto candidato para hacer el curso de monitor de tiempo libre. Pero debes saber que hay otras capacidades y habilidades que están muy bien valoradas en los campamentos que son:

curso de monitor de tiempo libre

Habilidades que conviene tener si vas a hacer un curso de monitor de tiempo libre

  • Capacidad de socializar: Un monitor debe ser una persona simpática, con don de gentes a la que no le cueste hablar en público o relacionarse con normalidad.
  • Habilidades comunicativas
  • Capacidad de liderazgo
  • Empatía: Debe de ser capaz de escuchar y ponerse en el lugar de los otros para ser capaz de tomar las decisiones adecuada a cada momento y situación.
  • Motivación intrínseca: Al monitor de tiempo libre debe gustarle su trabajo, trabajar con niños, etc. Debe de disfrutar con lo que hace. Trabajar con niños es un trabajo muy gratificante pero también es vocacional y un monitor debe sentirse cómodo con ello. Además de automotivarse un monitor debe de ser capaz de animar a los niños de su grupo. En ocasiones los niños están cansados, tienen calor, se han manchado y no quieren realizar una actividad. Un monitor debe motivarle a que lo haga.
  • Servicial: Una de las cosas que debe motivar a una persona a hacer el curso de monitor de tiempo libre es ayudar a los demás, sentir que puede aportar algo. El apoyo a los niños en las actividades es una de las tareas del día a día de un monitor.
  • Paciente: La paciencia es otro de los requisitos básicos para trabajar con niños.
  • Confianza: A pesar de que un niño no crea que es capaz de saltar un potro o de subirse a una tirolina, el monitor debe de confiar en él. Es normal que los niños tengan a miedo ya que se enfrentan a situaciones nuevas para ellos. ¿Cómo puedes darles esa seguridad? Diciéndoles previamente lo bien que lo van a hacer.
  • Madurez emocional: Ser capaz de gestionar y auto gestionar tus propias emociones para no tomar decisiones influenciado por situaciones circunstanciales negativas ni tampoco dejarse llevar por la euforia de los momentos buenos.
  • Habilidades artísticas: Saber cantar, bailar, contar cuentos, chistes, etc. es algo que se valora muy positivamente en los campamentos. Es otro recurso más que puede jugar a favor del monitor.

¿Qué aprenderás en un curso de monitor de tiempo libre?

  • Conocimiento del ambiente: Para embarcarte en este proyecto como monitor, debes de realizar una preparación, es decir debes de contar con ciertos recursos para poder afrontar esta experiencia de forma correcta. Una de las cosas que te enseñan en un curso de monitor de tiempo libre es a hacer un análisis de la realidad. Si no estás familiarizado con el mundo de los campamentos puede que te suene raro. Pues bien, un análisis de la realidad supone analizar todos los factores del entorno, es decir, conocer el grupo de niños, el ambiente en el que se va a llevar a cabo el programa, los recursos de los que disponemos, etc. Esto te ayudará a tomar decisiones más rápido y a ser capaz de conocer previamente lo que es viable y lo que no. Además, te ayudará a tener todo perfectamente controlado, es decir, a ser capaz de percibir las demandas o deseos del grupo y poder mejorar.
  • Diseño de proyectos: Si has estado alguna vez en un campamento de niño, seguro que te has dado cuenta de que no es fácil de organizar. Cada campamento tiene unas normas, una programación, unas actividades, un servicio de cocina, etc. Un monitor de tiempo libre debe de ser capaz de diseñar programaciones, definir la metodología con la que va a llevarse a cabo el programa y por último ser capaz de evaluar y reportar una evaluación objetiva del transcurso de la programación.
  • Capacidad de seguir una programación efectiva: Conocer el manejo de los recursos que se ponen a disposición del monitor para la realización de las actividades.curso de monitor de tiempo libre

Habilidades que desarrollas en un curso de Monitor de tiempo libre

Un monitor debe de ser capaz de comunicar sus ideas a los niños del campamento. Esto es necesario para el correcto desarrollo del programa de actividades. Un monitor incapaz de explicar el desarrollo de una actividad, juego, etc. imposibilitaría el desarrollo del programa. Por ello, un curso de monitor de tiempo libre te ayuda a potenciar las siguientes capacidades comunicativas:

  • Facilidad de expresión: Tener la capacidad de transmitir tus ideas en un grupo.
  • Capacidad de escucha: Es tan importante que un monitor sea capaz de expresarse como de escuchar. Durante el campamento, los niños viven situaciones que salen de su área de confort y es normal que enfrenten sus temores y miedos. Un monitor de tiempo libre debe de ser capaz de escuchar y acompañar al niño durante este proceso de cambio.
  • Actitud positiva: Igual que un niño puede exponerse a situaciones desconocidas para él hasta entonces, el monitor también lo hace y debe de ser capaz de enfrentarse a ellas con la suficiente madurez para que no se conviertan en un problema. Un monitor que se queje continuamente del frío, aburrimiento, etc. no será capaz de contagiar a su grupo la positividad necesaria para que el transcurso del campamento sea bueno. Por lo tanto, un monitor debe aprender a expresar sus emociones de forma positiva.
  • Disponer de recursos para resolver conflictos interpersonales: Muchos niños que llegan a este tipo de campamentos no se habían visto nunca, no se conocen y las diferencias entre ellos pueden llegar a generar conflictos. Un monitor de tiempo libre debe de ser capaz de escucharles y ayudarles a relacionarse de una forma sana.
  • Capacidad crítica: Somos humanos y en ciertos momentos cometemos errores. En un campamento se generan situaciones que puede que sea la primera vez que afrontemos. Adquirimos nuevas responsabilidades como hacernos cargo de niños a los que no conocemos, escucharlos, guiarlos, etc. además de ser capaces de cumplir con nuestro trabajo como monitor. Esto puede ponernos en situaciones complicadas y debemos de ser capaces de enfrentarnos a las críticas de forma correcta, es decir, siendo capaces de separar nuestras emociones.
  • Capacidad de improvisación: Como he dicho anteriormente en un campamento ocurren millones de cosas inesperadas. Por ejemplo, puede que te quedes sin cartulinas para hacer un taller de manualidades y tengas que ser capaz de improvisar algo. Esto está muy relacionado con el siguiente punto, requisito o habilidad.
  • Disponer de recursos: Cuantos más recursos tengas, y con esto me refiero a cuantos más juegos, actividades, dinámicas, etc. conozcas, más fácil te será afrontar este tipo de situaciones difíciles de prever.
  • Capacidad de planificación: Son muchos niños, muchas situaciones, actividades, etc. y tienes que ser capaz de planificarte para llegar a todo. Sabemos que nadie es capaz de multiplicarse, pero cuanto mejor planifiques tu tiempo, más contentos estarán con tu trabajo.curso de monitor de tiempo libre

Y tú ¿Preparado para empezar el curso de monitor de tiempo libre de Albergue Paradiso?

Y a ti ¿Te gusta trabajar con niños y al aire libre? Si la respuesta es sí, no dudes en inscribirte en nuestro programa de monitor Albergue Paradiso. ¡Date prisa!, los cursos tanto de monitor de tiempo libre como de director o auxiliar de tiempo libre comienzan el 7 de octubre. Además, puedes conseguir el curso con la beca Paradiso. Infórmate de todo en nuestra página web.

Deja un comentario

LLAMAR AHORA