Castro Urdiales

Castro Urdiales

A 50 min. del Albergue Paradiso
MAPA_castro_urdiales_web
Castro Urdiales es una ciudad y municipio costero situado en el extremo oriental de Cantabria. La ciudad se sitúa a 75 kilómetros de Santander, capital autonómica, y a 35 kilómetros de la villa de Bilbao (Vizcaya).
Con una superficie de alrededor de 96 km², Castro Urdiales es el tercer municipio más poblado de Cantabria con 31.670 habitantes, después de Santander y Torrelavega.
El municipio de Castro Urduiales comprende las siguientes localidades: Allendelagua, Baltezana, Castro Urdiales (Capital), Cerdigo, Islares, Lusa, Mioño, Ontón, Oriñón, Otañes, Sámano, Santullán, Sonabia y Talledo.

¿Qué visitar?

iglesia_de_santa_maria_de_la_asuncion_web
La Iglesia de Santa María de la Asunción es de estilo gótico. Construida bajo la protección del rey Alfonso VIII de Castilla en el siglo XIII (aunque se finalizó en el siglo XV) es un templo de planta basilical formada por tres naves. En el interior se pueden observar las imágenes de la Virgen Blanca y el Cristo Yacente, y las tres tallas góticas de los Reyes Magos.
Fue declarada Monumento Nacional en el año 1931.
Presentando las características propias del estilo gótico (amplias naves, elevadas bóvedas, arbotantes y contrafuertes que soportan el peso del edificio), la iglesia de Santa María de la Asunción es un templo religioso de culto católico bajo la advocación de Santa María de la Asunción.
castillo_santa_ana
El castillo de Santa Ana es una fortaleza situada sobre un promontorio rocoso en Castro Urdiales, en una península donde también está la iglesia fortificada Sta. Mª de la Asunción (siglo XIII), las ruinas de otra iglesia anterior (la de San Pedro, del siglo XII), y la ermita de Santa Ana, construida a modo de atalaya, unida al castillo mediante un puente. El conjunto posee muy buenas vistas al mar, al puerto y al pueblo.
Dentro del recinto se construyó un faro en 1853, cuya maquinaria ocupó la capilla.
Se trata de uno de los castillos mejor conservados del norte de España. Es de planta pentagonal con torreones cilíndricos esquineros de 15 metros de altura, que protegen un recinto rectangular de 22,75 x 12,35 metros; dentro de éste, a su vez, hay un salón de 17 x 7 m cubierto por una bóveda de cañón. Uno de los cilindros es en realidad la cubrición de un espacio triangular que avanza desde el rectángulo interior hacia la villa, mientras que los otros cuatro actúan de contrafuertes de la bóveda del espacio habitable.
Otra defensa, almenada y más baja, es visible en la parte del faro. Carece por completo de huecos, de modo que la defensa sólo podía hacerse desde las torres. La fábrica es de piedras ciclópeas tomadas con cal.
El castillo, así como la ciudadela, estuvo protegido por una muralla de entre 6 y 7 metros de altura, que conserva un pequeño lienzo muy deteriorado con las almenas y merlones originales.El acceso se sitúa por el lado del mar, a través de una pequeña puerta.
Ermita_de_Santa_Ana_WEB
La Ermita de Santa Ana constituye uno de los iconos de vocación marinera de Castro Urdiales. Levantada sobre una roca, se reconstruyó en el año 1926 en estilo regionalista y se volvió a edificar en 1941, al haberse visto afectada por una galera.
En los años 2001 y 2003 se realizaron excavaciones arqueológicas en las que se descubrieron evidencias de edificaciones anteriores sobre el peñón. Se recuperaron más de 1000 objetos arqueológicos, algunos de los cuales ponen de manifiesto que aquí se alzó una edificación de la época romana, derruida para la realización de edificaciones posteriores.
  • Ruinas de la Torre Medieval de los Templarios
  • Palacete, Castillo-Observatorio y Jardines de los Ocaharan

Historia

castro_nocturno_webLas pinturas rupestres encontradas en la Cueva de La Peña del Cuco, en la Cueva de Urdiales, en la Cueva de La Lastrilla, en la Cueva de La Dársena y en la Cueva Macizo de Juan Gómez demuestran que la zona estaba poblada en la prehistoria. Estas manifestaciones de arte rupestre además han permitido conocer materiales y restos arqueológicos. Se han encontrado castros prerromanos en la peña de Santullán,Cotolino, el Monte Cueto y la punta del Rebanal. Ya en la época romana, Plinio el Viejo habla en su Historia Natural de la existencia del Portus Amanus o puerto de los Amanos, que forman parte de los Autrigones y del Castrum Vardulies o castro de los várdulos.
Este establecimiento indígena estaba poblado por un grupo tribal pre-romano, los sámanos, de donde surge el nombre del valle de Sámano y el río. Se piensa que este pueblo poseía un nivel cultural alto como lo demuestra la escultura de bronce de 14 cm de altura llamada “Neptuno Cántabro”, que posiblemente representó a una divinidad indígena que sostiene un delfín en una mano y en la otra posiblemente un tridente. Este grupo se dedicaba a la pesca, agricultura y ganadería, ya que el territorio era favorable para estas prácticas. Se han encontrado varios restos de cerámicas de bronce, de hierro y restos de trigo, conchas y excrementos.

Castro-urdiales-panoramica_web

En el año 74, se establece en ese territorio la colonia romana de Flaviobriga, que debe su nombre al emperador romano Tito Flavio Vespasiano y cuya terminación en briga indica un origen inequívocamente céltico.
Más tarde, en el siglo X, Luitprando escribe que Flaviobriga era la capital de los pueblos Amanos, que forman parte de los Autrigones.
CASTILLO_DE_ANA_web2La actividad principal de Castro Urdiales en la Edad Media era principalmente marítima. Desde la construcción naval en los astilleros de Sámano, en el río Brazomar, hasta la participación en la Reconquista aportando naves y hombres a la marina de Castilla, pasando por la pesca, la caza de ballenas y el comercio marítimo.
En 1163, en la ciudad de Burgos, Alfonso VIII de Castilla concede a Castro Urdiales el título de villa a través del Fuero de Logroño. Es de notar la importancia en ese momento de la villa, y de los servicios prestados a la corona, ya que es la primera de la costa cantábrica en recibirlo. Santander no lo recibe hasta el año 1187, Laredo en 1201, Bermeo en 1263 y Bilbao en 1300.
En tiempos de Fernando III el Santo, naves de Castro Urdiales participan en la conquista de Sevilla. En 1262, en tiempos de Alfonso X el Sabio, participa de forma importante, junto con las Cuatro Villas, en la repoblación de Cádiz, recientemente reconquistada.
En 1296 se crea en Castro Urdiales la Hermandad de la Marina de Castilla con Vitoria o Hermandad de las Marismas, en la que participan San Vicente de la Barquera, Santander, Laredo, Castro Urdiales, Bermeo, Guetaria, San Sebastián y Vitoria. La finalidad principal de la Hermandad es proteger el comercio marítimo y aliarse con el Rey para mantener los fueros y evitar abusos de la nobleza. Esta Hermandad mantuvo enfrentamientos continuos con los ingleses, especialmente con los asentados en Bayona.

panoramica_castro_urdiales2

En el siglo XIII se construye la Iglesia de Santa María de la Asunción. Con el descubrimiento de América, se produce el resurgimiento comercial de Castro, dedicándose casi en exclusiva a la actividad mercantil con las colonias de ultramar y abandonando prácticamente el comercio con la Europa Atlántica.
A finales del siglo XVI, las pestes que asolaron la ciudad unidos con los continuos temporales, hicieron que la población de la ciudad descendiera notablemente. Es por ello que Castro comienza a perder importancia paulatinamente, y junto con las villas de Laredo, San Vicente de la Barquera y Santander forma el corregimiento de las cuatro Villas de la Marina de Castilla, cuyo corregidor residía en Laredo. En 1588, participa en la aventura de la Armada Invencible con 15 naves y unos 400 hombres, que se integran bajo el mando de Don Antonio Hurtado de Mendoza.
El 11 de mayo de 1813 es tomada, tras fuerte resistencia, por las tropas napoleónicasfranco-italianas del General Foix. La ciudad queda prácticamente destruida, y parte de los defensores consiguen escapar en buques ingleses.

panoramica_castro_web

A mediados del siglo XIX, se produce un resurgimiento de la villa debido a las actividades mineras, y a la creciente importancia de la pesca y las fábricas de conservas de pescado.
En 1924, tras un proceso separatista, la corporación decidió por 14 votos contra 1 la anexión a Vizcaya. Debido a que el diputado por Castro en la Diputación provincial y el resto no llegaron a ningún acuerdo, ésta dimitió en pleno. Esta petición de anexión fue derivada de la nula distribución de medicamentos contra la terrible gripe española en 1918 por parte de la diputación provincial de Santander, que dejó en el olvido la región castreña. El municipio recibió ayuda por parte de las autoridades vizcaínas y fue esta situación la que llevó a la población local a pedir su anexión a la provincia vasca. La posterior corporación municipal, designada por la dictadura primoriverista, y la nueva diputación de la provincia desestimaron la solicitud de la corporación castreña saliente.

castro_urdiales

Hoy en día es una villa turística y residencial. A principios del 2007 Castro Urdiales contaba con una población censada de 29.660 habitantes, superando la cifra de los 30.000 a lo largo del mismo año. Castro Urdiales es el tercer municipio con más población de Cantabria (superando a Camargo) y el noveno en superficie.
Su principal actividad económica está constituida por el sector servicios que emplea mayoritariamente a la población. No obstante, afin perviven algunas pequeñas industrias tradicionales destacando las de conservas de pescado, especialmente de bonito y anchoas. Sus poderosos atractivos turísticos basados en la tranquilidad de su ambiente, la naturaleza de su entorno y la distinguida forma de vida de sus gentes, convierten a Castro Urdiales en claro exponente del encantador veraneo cantábrico.
Muchos de sus primeros visitantes han fijado de forma temporal o permanente su residencia aquí, pensando en la calidad de vida que se les brinda. También por su cercanía con el País Vasco a través de la autovía con Bilbao y San Sebastián, los fines de semana Castro recupera gran parte de este ambiente festivo que tan sobrado anda en la época estival.

Fiestas

    • Festividad de Viernes Santo. Celebrada el Viernes Santo, la fiesta consiste en la representación de la Pasión Viviente y que tiene lugar por las calles del casco viejo de la villa. Cabe destacar que la representación está escenificada por los propios castreños.
    • Festividad de San Juan.Se celebra el 24 de junio, que es cuando comienza la Semana Grande de Fiestas en Castro Urdiales, con una tradicional sardinada en La Atalaya. Durante esta fiesta, la medieval calle de San Juan se convierte en uno de los lugares más emblemáticos de la villa. La hoguera en La Atalaya, promontorio en la zona antigua de la villa que encara a la mar, y la verbena en la Plaza del Ayuntamiento el día 23, darán comienzo a una fiesta que se caracteriza por ser una de las más populares de Castro. Destaca también el torneo de fútbol de San Juan y los pasacalles de gigantes y cabezudos.
    • Festividad de San Pelayo Mártir. San Pelayo Mártir es el santo patrón de Castro Urdiales, se celebrada el 26 de junio, y el momento más importante del día es la romería que se celebra en La Atalaya, donde la merienda con tortillas, refrescos, pimientos y música hace que la tradición no se pierda desde hace unos años. Junto a las de San Andrés, es unas de las fiestas más populares y celebradas.
    • Festividad del Coso Blanco. se celebra el primer viernes del mes de julio, y es una fiesta de color y música. Es quizás la fiesta más popular de la villa y está considerada de Interés Turístico Nacional. Las creaciones artísticas de los carrocistas se muestran en el desfile que se celebra a las 11 de la noche en el parque de Amestoy, donde se ameniza con la presencia de las autoridades de la ciudad, comparsas y numeroso público que se agolpa para seguir “in situ” inmersos en una batalla de bolas de confeti y serpentinas. Además del desfile de las carrozas, se realiza el lanzamiento de unos fuegos artificiales, preámbulo de la larga noche. Dos monumentales verbenas con toro de fuego incluidas, dan a la noche un ambiente de magia y color.
    • Festividad de la Virgen del Carmen. Se celebra el 16 de julio y es una fiesta marinera, donde la bahía es el centro de atención ya que en ella se puede ver un espectáculo de color con todas las embarcaciones engalanadas y dispuestas a acompañar a la Virgen del Carmen hasta alta mar donde se realizará una ofrenda floral.
    • 29 Junio, San Pedro. Se celebra en El Puente y Ramales de la Victoria.
    • Festividad de Santa Ana. Se celebra el 26 de julio en la ermita dedicada a su nombre, ubicada en el conjunto histórico y donde se celebra una eucaristía. La verbena que se celebra en la parte inferior de la ermita centran los actos de este día dedicado a la Santa.
    • Fiestas de Santa María de la Asunción. Es la santa patrona de Castro Urdiales, se celebra el 14 de agosto y también se conmemora a San Roque. Es una fiesta con una de las más antiguas tradiciones de la ciudad. La festividad comienza el día 14 de agosto con la llamada Procesión de las Vellilas, procesión nocturna en la que se saca la imagen de la Virgen desde la iglesia de Santa María para recorrer todo el casco viejo de la ciudad, y en la que la gente que la acompaña lleva una vela encendida. El día 15, el plato fuerte, es la marmita popular que se celebra en la plaza del Ayuntamiento, donde numerosas cuadrillas se agolpan para preparar su particular marmita marinera, sometida a un riguroso jurado culinario. Son típicas en estas fiestas las cucañas marítimas. El ambiente de alegría, la verbena y el toro de fuego crean un ambiente puramente de identidad veraniego.
    • Festividad de San Andrés Apóstol. se celebra el 30 de noviembre y es junto al Coso Blanco una de las fiestas más populares y características de la ciudad. El protagonismo de los marineros en estos días es singular, por ser éste el patrón de los mismos. El menú obligado de estos días son caracoles y besugo a la preve. Las regatas de bateles, las verbenas y concursos que evocan la vida marinera se celebran durante los días que se conmemora al santo.
    • Fiesta de los Carnavales. la vistosidad de los trajes, la luz en el desfile y la necesidad de diversión caracterizan estos días, que finaliza con el entierro de la sardina en la dársena del puerto.

fiestas_castro_urdiales

Gastronomía

La Gastronomía de Castro Urdiales

tapas_castro_urdiales_webCastro Urdiales posee una extensa y reconocida gastronomía, bien definida en su concepción tipicamente marinera, y que está basada lógicamente en la excelencia de los frutos que tan generosamente proporciona el mar: pescados y mariscos. Materias primas que son elaboradas tradicionalmente por sus prestigiosos artesanos cocineros, consiguiendo elevar a la máxima categoría ciertas preparaciones culinarias que tienen como fundamental la lubina, la merluza, el lenguado, el bacalao, los chipirones… o guisos más elaborados como la marmita de bonito o de langosta.

Como complemento a la gastronomía convencional, las diversas tabernas y bares ubicados en los soportales junto al puerto, ofrecen orgullosos sus mostradores repletos de vistosas y atractivas tapas, bien dispuestas para un sabroso picotéo. Este animado buillicio representsa una de las más encantadoras estampas del Castro típico y marinero.

Playas

Playa de Ostrende. La playa artificial de Ostende de reciente creación ubicada en la zona más Occidental de la ciudad y en disposición en forma de Concha, permite el disfrute de las actividades playeras sin aglomeraciones. Sus aguas tranquilas y cristalinas permiten el baño sin peligro, Con un buen equipamiento. 900m.
Playa de Brazomar. Playa de arena dorada que presenta una alta afluencia de público. Ofrece un buen nivel de servicios y la posibilidad de realizar diversos deportes acuáticos. 400m.
Playa Dicido. Playa ventosa de fuerte oleaje compuesta por arena dorada y grava. Presenta un nivel bajo de equipamientos. 300m.
Playa El Berrón. Pequeña playa aislada y tranquila formada por bolos, y que presenta un fuerte oleaje. No dispone de equipamientos. 80m.
Playa de Oriñon. Playa ubicada en el pueblo de Oriñon, posee entre sus aspectos más sobresalientes, una amplitud suficiente para poder acomodarse con independencia y disfrutar de una arena finísima. Comparte asentamiento con la desembocadura del río Aguera, lo qua hace que en esta playa haya que tener mucha precaución con las corrientes que se forman cuando sube la marea. Sin embargo posee la cualidad de permitir la realización de diferentes deportes playeros y el mismo tiempo deportes acuáticos con Surf y Wind Surf. 1.100m.

Playa Arenillas.
Pequeña playa de arena fina dorada, y aguas tranquilas poco frecuentada por el turismo. No ofrece apenas equipamientos.

playas_de_castro

LLAMAR AHORA