Alto Campoo pone a punto su maquinaria para la nieve

alto-campoo-nieve
Quince personas ponen a punto los remontes y las pistas de la estación de ski para abrir el día 27 de noviembre (si nieva lo suficiente este fin de semana).
Cantabria se pone hoy el abrigo para recibir al invierno. Tres días con fuerte viento, mucha lluvia, nieve a partir de 700 metros y máximas de 10 grados en la costa, que han activado la alerta amarilla en Liébana, Campoo y la costa, que han provocado trabajos a marchas forzadas en la estación de Alto Campoo. Sus responsables no quieren que las primeras nieves previstas para este fin de semana les pillen con el pie cambiado. Todo ha de estar listo y en orden de revisión con el objetivo marcado de abrir el día 1 de diciembre. Aunque si hay suerte y nieva en cantidad, la apertura se puede adelantar al próximo fin de semana.

Una plantilla de quince personas es la encargada estos días de la puesta a punto de la estación, donde las pisapistas y la quitanieves aguardan alineadas, impacientes por arrancar motores. El director de Brañavieja, David Aja, explica que «en estas semanas rematamos los trabajos que comenzamos en verano. Ya hemos efectuado las primeras cargas en los remonte, se ha desmontado la maquinaria (las cuatro motos, los cuatro pisapistas, las dos fresas que lanzan la nieve acumulada y el camión-cuña. También hemos reformado la cafetería de El Chivo». Además, continúa, «se ha hecho una hidrosiembra con un tractor que ha esparcido por todas las pistas una mezcla de semilla y agua para consolidar el suelo, y hemos limpiado los drenajes». Ayer al mediodía se seguían montando las redes de protección en las pistas y colocando los pilotes de madera para contener la nieve, además de trabajar en los ajustes y engrase los remontes y sillas. Todo ello a la espera de que se cumplan las previsiones y durante los próximos días se acumule más de medio metro de nieve en las pistas.

Obras Públicas activa para el fin de semana un dispositivo especial ante la previsión de nieve «Estos días son cruciales. Dan nieve hasta el lunes. Lo ideal es que le siguieran días de frío, para que la nieve húmeda se transforme en una buena placa de hielo, que haga de base para toda la temporada. Nuestro enemigo aquí es la lluvia», indica el responsable de la estación.

Así, con la vista puesta en las principales webs meteorológicas, «nos prepararemos para lo que nos depare el tiempo. A largo de la semana valoraremos si podemos abrir ya el próximo fin de semana. Tenemos que conseguir, como mínimo, 40 centímetros de grosor de nieve, para que pueda meterse la pisapistas», agrega Aja.

A medida que la temporada vaya avanzando y de «lo que podamos abrir, se irá contratando a gente. Esperamos que todo vaya, al menos, tan bien como el año pasado, y podamos hacer unos cien contratos, 120 si contamos con los de hostelería», apunta.

Volviendo la vista atrás, recuerda que «en los últimos cuatro años no hemos dejado de crecer en número de visitantes. El año pasado bajaron por nuestras pistas más de 99.000 esquiadores durante los 114 días que pudimos abrir. Esperamos mejorar estas cifras esta temporada. El año pasado hubo muchos días malos por culpa de la ventisca. Tuvimos que cerrar dieciséis días».

¿Y los cañones? «Las tripas de la instalación están ya completamente terminadas. Tras colocar las tuberías y las arquetas, además de construir dos edificios donde se albergarán las bombas de agua y la sala de mandos, solo falta la balsa». Pero para eso habrá que esperar a que se resuelva el conflicto con Confederación.

Deja un comentario

uno + tres =

LLAMAR AHORA